PRUEBA A FONDO F30 335I

Para todas las cuestiones generales y Off Topics.

Moderadores: grinch, locolok

PRUEBA A FONDO F30 335I

Notapor Capi75 » 26 Oct 2012 22:29

Pues eso, que he encontrado la prueba a fondo del F30 335i realizada por la web Motorpasión. La he compliado y aquí la tenéis, por si os resulta de interes.

Saludos

CAPITULO I

A principios de año llegaba al mercado español la renovación de una de las berlinas medias premium de origen alemán que más se ven por nuestras carreteras, el BMW Serie 3. Ya en el mes de febrero pudimos ponernos al volante de este nuevo Serie 3 (parte 1 y parte 2), pero nos quedamos con ganas de sacarle más jugo a uno de los modelos más importantes para la marca de Münich.

Imagen

Una de las variantes más interesantes de esta nueva generación es el 320d, una versión de prestaciones correctas, capaz de conseguir unos consumos irrisorios para un coche de su tamaño. Quisimos comprobarlo, pero desafortunadamente no pudimos disponer ni del 320d ni del más novedoso 328i, así que optamos por la opción más poderosa de todas.

Durante los próximos días vamos a probar a fondo la que hasta ahora es la versión más potente de la Serie 3, a la espera del BMW M3, el BMW 335i. Como recordaréis, el señor Costas ya se puso a sus mandos, pero fue para sacarle los mejores consumos posibles. Nosotros vamos a conducirlo en circunstancias normales y te lo contamos, aunque eso sí, vayamos por partes. De momento, veamos qué ofrece tanto por fuera como por dentro.

Diseño exterior

Imagen

La primera vez que ví en persona el nuevo BMW Serie 3 su diseño no acabó de convencerme. Quizá me gustaba demasiado el de la generación anterior y no terminaba de encontrar el atractivo de su renovada estética. Por detrás lo veía demasiado “gordo”, se asemejaba a un Serie 5, y por delante tampoco le pillaba el punto.

He de reconocer que a día de hoy, después de haberlo visto en numerosas ocasiones y sobre todo, tras haberlo conducido durante un buen puñado de kilómetros, el BMW Serie 3 me parece una de las berlinas más atractivas de su clase, y no solo en cuanto a diseño se refiere.

El BMW 335i mide 4,62 metros de largo, 1,81 metros de ancho y casi 1,43 metros de altura. Tiene una presencia imponente, tanto por su robusta trasera como por su atractivo frontal y, también, por su vista lateral, en la que destacan las llantas de 18 pulgadas en diseño de diez radios y una línea de cintura muy marcada.

Manteniendo los rasgos básicos de los modelos de la marca, como los dos riñones frontales tan característicos, el nuevo Serie 3 tiene una cara más actual, más moderna. El frontal es la parte del vehículo que más cambia con respecto al anterior, ya que luce un diseño más afilado, de líneas más atractivas y modernas.

El diseño de los faros delanteros ayuda, y mucho, a mejorar la estética del modelo, sobre todo por la unión visual de éstos con la parrilla, que aporta bastante atractivo al conjunto y resulta uno de los rasgos más llamativos del coche. Además, si la unidad cuenta con luces de marcha diurna, la mirada del alemán es todavía más impactante.

Imagen

Gracias a los aletines de la zona inferior del paragolpes delantero y a la doble salida de escape trasera (que ya anuncia que algo gordo esconde bajo el capó), el 335i luce una estética un tanto deportiva para una berlina de su tipo, aunque se trata de la versión Modern, y no de la Sport, cuya apariencia es algo más deportiva, sobre todo por el diseño de llantas y algunos elementos específicos.

Para los que busquen la estética más deportiva posible la marca ofrece el paquete deportivo M y elementos BMW M Performance que aportan ese toque adicional de deportividad a nuestro vehículo, haciéndolo todavía más exclusivo. En el Salón de París pude ver en directo (y tocar) el nuevo volante M Performance y, la verdad, si tuviera este coche no dudaría ni un segundo en ponérselo.

Interior muy premium

Si el salto entre la generación actual del Serie 3 y la anterior es importante en cuanto a diseño exterior se refiere, en el interior lo es más aún. A simple vista podríamos pensar que nos encontramos en una berlina de segmento superior. ¿Esto es un Serie 3 o un Serie 5?

Imagen

Los coches alemanes, en general, suelen lucir un diseño interior sobrio, elegante, y el BMW Serie 3 de nueva generación no iba a ser menos que el resto de la competencia. En este tipo de coches prima la calidad de materiales, los acabados y el comfort, por encima de lo puramente estético (en contraposición a los modernistas interiores nipones, por ejemplo).

El habitáculo del nuevo Serie 3 no solo tiene un diseño realmente atractivo, sino que además transmite una sensación de calidad bastante mayor que el de su predecesor. La disposición de los mandos y controles, así como la generosa pantalla que preside la consola, son algunos de los rasgos que lo hacen parecer un coche de más categoría.

En el caso de nuestra unidad, luce un interior de colores claros, acorde al tono de la tapicería de cuero. Con esta combinación el interior es realmente elegante y muy atractivo, haciendo de sí mismo un lugar todavía más acogedor, aunque, eso sí, el color claro también hace que resulte algo sucio, sobre todo las alfombrillas y las zonas que se manchan con facilidad.

La parte delantera del habitáculo, como viene siendo habitual recientemente en modelos de su segmento y superiores, está dividida por completo por el túnel central, elevado hasta la altura de los codos, más o menos. En el túnel encontramos el selector del cambio, el freno de mano (que no es eléctrico), los mandos del sistema iDrive o los botones de selección de modos de conducción, por ejemplo.

Imagen

Las dos plazas delanteras cuentan con asientos muy cómodos, con ajustes eléctricos que facilitan encontrar la postura adecuada, y muy agradables para viajar. Eso sí, no son especialmente apropiados para una conducción deportiva (los de esta versión Modern) ya que la sujección lateral que ofrecen, tanto por el respaldo como por la banqueta, no es mucha. También es verdad que recogí el coche habiéndome bajado antes de un Ford Focus ST (prueba parte 1, 2, 3 y 4), cuyos asientos, en contraste, te “atrapan” muchísimo.

La parte trasera del habitáculo es suficientemente amplia para tres ocupantes, aunque es especialmente cómoda para dos. El espacio libre para la cabeza, así como para las rodillas, es suficientemente generoso para una persona de talla media, de en torno a 1,80 metros de altura. A esto último también ayuda que la parte trasera de los asientos delanteros tenga unas pequeñas hendiduras en la cubierta de plástico cuya forma nos permite apoyar las rodillas.

Imagen

El pasajero del asiento central trasero tiene como principales incomodidades el voluminoso túnel de transmisión entre sus pies y una parte de la banqueta algo estrecha. De cualquier manera, la tercera plaza cuenta con reposacabezas y su respaldo puede convertirse en reposarazos si sólo viajan dos personas detrás.

En general la postura de conducción es buena, aunque quizá demasiado comodona para mi gusto, sobre todo por los asientos, que son tan cómodos que llegas a creer que estás en tu sofá (para lo bueno y para lo malo, obviamente). Por lo demás, la disposición de mandos e instrumentos es buena y no hay nada que rompa la armonía del puesto de conducción.

El volante multifunción (mandos de audio, teléfono, control de crucero…) luce el mismo color beige de la tapicería y las molduras interiores, y cuenta con levas de plástico y aluminio incorporadas tras él (si es automático, claro, como es el caso). Además, el aro del volante es gordito y tiene muy buen tacto. Es de los que invitan a agarrarlo y no soltarlo durante horas.

Según la ficha técnica del modelo, el maletero tiene una capacidad de 480 litros. En la práctica contamos con un maletero generoso, con mucha profundidad, aunque la boca de carga es demasiado estrecha. Bultos muy voluminosos (como una televisión de tubo grande, que es lo que intenté cargar) no cabrán por la boca de carga a pesar de que sí cabrían en el propio maletero.

Imagen

Mañana seguiremos con la prueba del BMW 335i, aunque nos centraremos en todo lo relacionado con su motor de seis cilindros, su consumo, sus cualidades dinámicas y todo aquello que valga la pena reseñar. No os lo perdáis.

CAPITULO II

Después de analizar a fondo tanto la estética exterior como el interior del nuevo BMW Serie 3, más concretamente en su versión 335i con motor de seis cilindros, toca la parte más interesante de la prueba, la que corresponde a todo lo relacionado con conducción y dinámica.

Ayer dejábamos claro que el diseño del nuevo Serie 3, modelo muy importante a nivel de ventas para la marca alemana, es necesariamente más moderno y atractivo (su nueva mirada es realmente cautivadora) mientras que su interior ofrece unos niveles de calidad y acabados que hace pocos años sólo encontraríamos en segmentos superiores.

Lo mejor de este coche, no obstante, no es su estética ni su habitáculo, sino la joya que esconde bajo el capó en forma de propulsor de seis cilindros turboalimentado. ¿Por qué nos ha gustado tanto este 335i? Sigue leyendo y te lo contamos.

A principios de año, en el mes de febrero, BMW nos invitó a la presentación del BMW Serie 3, que por cierto fue en Madrid (parte 1 y parte 2), y pudimos ponernos por primera vez al volante de la berlina media de la firma bávara. En aquella ocasión condujimos un 335i, pero las impresiones que obtuvimos fueron algo distintas.

Primero, no tuvimos mucho tiempo al volante por lo que no pudimos hacernos una idea clara de lo que el coche ofrecía, de su comportamiento, etc… Además, coincidió que aquel día de febrero era muy ventoso y en vías rápidas no nos gustó nada tener que estar realizando continuas correcciones en la dirección. Sabíamos que no era cosa del coche, sino del clima de aquel día, pero nos quedó el gusanillo de poder comprobarlo.

Imagen

Después de todos estos meses, y tras haber tenido por fin la posibilidad de rodar muchos más kilómetros a bordo del 335i, nuestras impresiones sobre el coche han variado ligeramente, a mejor, eso sí. Entonces la dirección no nos gustó mucho. Tenía buen tacto pero no nos resultó muy directa. Ahora esa idea, entre otras, ha cambiado.

Motor y prestaciones

A pesar de que los modelos más prestacionales de la marca alemana hayan ido evolucionando hacia propulsores de ocho cilindros, lo cierto es que la seña de identidad de BMW siempre han sido los motores de seis cilindros y, afortunadamente, el coche que tenemos entre manos tiene seis, ni uno más ni uno menos.

Con tres litros de cilindrada, este motor es el primero de la nueva generación de propulsores que estrenaron la tecnología TwinPower Turbo de BMW y cuenta además con inyección directa de gasolina (High Precision Injection) y sistema de alzado variable de válvulas o Valvetronic. A diferencia del anterior motor del 335i, este sólo monta un turbocompresor, aunque con tecnología TwinScroll.

Desarrolla una potencia máxima de 306 CV a 5.800 RPM y un par motor máximo de 400 Nm que está disponible ya desde las 1.200 RPM y hasta las 5.000 RPM. Gracias a su elevado par motor (y disponible desde tan abajo), este seis cilindros goza de una gran elasticidad y permite rodar a bajas vueltas sin problema, con el consiguiente ahorro en combustible.

En lo que a prestaciones se refiere, este BMW 335i es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h (limitada electrónicamente). A pesar de sus cifras, no es desde parado cuando más impresiona su aceleración, sino en marcha y a velocidades de vía rápida. Es aquí donde nos damos cuenta de la fuerza que rezuma este propulsor.

Imagen

Nuestra unidad de pruebas monta un cambio automático Steptronic de 8 velocidades que, aunque no es lo más rápido del mercado, es bastante adecuado para el modelo, encontrando un término medio entre la deportividad y la comodidad de marcha que debería ofrecer una berlina como esta. Con este cambio el consumo homologado es de 7,2 litros a los cien kilómetros y las emisiones de dióxido de carbono son de 169 gramos por kilómetro.

Durante nuestro recorrido, de algo más de 1.000 kilómetros, obtuvimos un consumo de ordenador de 8,5 litros a los cien kilómetros, habiendo rodado un 60% del tiempo en vías rápidas y a buen ritmo, y un 40% en carreteras secundarias, haciendo uso de su capacidad de aceleración en no pocas ocasiones.

Sin duda lo mejor de este motor no son sus 306 CV, que dan para mucho, todo hay que decirlo, sino el nivel de consumos que podemos llegar a obtener a poco que hagamos por llevar una conducción más racional, más eficiente. Llevando un buen ritmo, con el coche cargado, dando más acelerones de la cuenta y con mucha potencia disponible… ¿8,5 litros? Personalmente me parece una cifra reseñable.

Este motor es una auténtica joya tanto por el nivel de potencia y par que ofrece como por su contenida sed. Nosotros llevamos a cabo una conducción normal, incluso más deportiva de la cuenta, y obtuvimos una buena cifra de consumo. No obstante, lo mejor es que sabemos que esa cifra podemos reducirla en hasta un litro (o más) si llevamos a cabo una conducción más cuidadosa (Desafío de conducción eficiente, parte 1 y 2).

A los mandos

Imagen

Una vez a bordo del BMW 335i, y tras comprobar que sus asientos son más cómodos que la silla de oficina desde la que escribo estas líneas, doy vida al propulsor mediante el botón correspondiente y suena, aunque poco, ese sonido característico de los motores de seis cilindros.

No me preguntéis por qué, pero siento predilección por los motores de seis cilindros en línea, especialmente por su sonido. Es aquí donde el 335i defrauda un poco, y no porque el motor no suene bien, sino porque el habitáculo está tan bien insonorizado que echamos en falta en algunas ocasiones el poder oír el motor a un mayor volumen. Eso sí, antes de que reproduzcan el sonido por el sistema de audio del coche, prefiero bajar las ventanillas.

Comenzamos a rodar y lo primero que percibimos es la suavidad de marcha con la que se mueve este 335i. Tanto par, un cambio agradable y un chófer con suavidad en el pie derecho hacen de esta berlina una buena opción para viajar en la parte de atrás pero, ¡ojo!, porque este 335i es un poco doctor Jekyll y si activamos el modo Sport y aceleramos a fondo es mejor que nos agarremos a los asideros.

El 335i cuenta de serie con varios modos de conducción: Eco Pro (prima la eficiencia, buscando siempre engranar la marcha más larga posible), Comfort (el más logico para un uso normal), Sport (aviva la respuesta del acelerador, endurece la dirección y cambia la configuración del cambio automático) y Sport + (el más deportivo, aunque opcional, con controles electrónicos más permisivos).

Si queremos dar rienda suelta a la rabia del seis cilindros no hay más que hundir el pie en el acelerador y comprobaremos de qué pasta está hecho este coche. Que no nos engañe su traje de gala y su elegante aspecto, es un coche muy, muy rápido, que invita a irnos a Alemania para comprobar sus bondades en alguna Autobahn.

Si afrontamos un tramo de curvas nos damos cuenta de que no es precisamente un peso pluma y es en las frenadas donde más notable se hace que tenemos que detener sus cerca de 1.600 kilogramos. A pesar de todo, ofrece la suficiente confianza al conductor como para llevar ritmos elevados y la carrocería no se mueve en exceso por mucho que frenemos contundentemente. Tampoco balancea apenas en los apoyos.

El eje trasero mantiene la compostura en casi cualquier situación, salvo que activemos el modo Sport Plus o desconectemos los controles. Es aquí donde necesitaremos buenas manos para exprimir al máximo sus prestaciones sin dejar de llevarlo por el sitio.

A diferencia de la unidad de pruebas que pudimos probar en febrero (en la presentación), éste 335i sí equipa levas tras el volante, algo de agradecer si realmente queremos sacar el máximo jugo de esta pretacional berlina que, aunque no es un deportivo como tal, es capaz de rodar realmente rápido tanto en autovía o autopista como en zonas más reviradas, a pesar sus dimensiones y peso.

Mañana veremos en detalle todo lo relacionado con la gama del BMW Serie 3 y la oferta de equipamiento y opcionales, entre otras cosas. No te lo pierdas.

CAPITULO III

Continuamos con la prueba del BMW 335i, la opción más potente del Serie 3 Berlina (F30) hasta la llegada del próximo y todopoderoso BMW M3. Tras analizar el coche por dentro y por fuera y descubrir su motor y sus cualidades dinámicas, hoy toca detallar la gama de esta exitosa berlina alemana.

Habitualmente los modelos premium de origen alemán no suelen ser especialmente generosos en lo que a equipamiento de serie se refiere. De hecho, suelen tener las listas más largas de opcionales que podamos imaginar, aunque también es cierto que su oferta tecnológica suele ser muy amplia.

¿Qué tal equipado está este BMW 335i? Durante los siguientes párrafos vamos a intentar analizar con detalle qué equipamiento de fábrica ofrece la gama del Serie 3 en sus diferentes versiones y también veremos qué opcionales son los más interesantes.

Líneas de equipamiento

Al igual que su hermano pequeño, el BMW Serie 1, este nuevo Serie 3 llegó al mercado español con una versión básica y tres líneas de equipamiento bien definidas que ofrecen una estética diferente acorde al gusto de cada cliente: Sport, Luxury y Modern (la de nuestro 335i). Cualquiera de las líneas cuesta, según catálogo, 1.842 euros adicionales a sumar al precio del modelo base.

Básicamente, la línea Sport es la más deportiva estéticamente y ofrece paragolpes específicos, parrilla de ocho listones verticales (cada riñón), llantas de 17 ó 18, retrovisores en color de la carrocería, cola de escape negro cromo y distintivos Sport en la aleta delantera, entre otras cosas. Además, el interior también está a la altura con asientos deportivos, instrumentación específica, mandos cromados y molduras en negro brillante, por ejemplo.

Si lo que buscamos es la máxima elegancia, la línea Luxury nos ofrece llantas también de 17 ó 18 en diseños más conservadores, elementos cromados exteriores, parrilla de once listones por riñón, colas de escape cromadas y distintivos Luxury en la aleta. Por dentro cuenta con volante de cuero, asientos de una tela específica, molduras de madera y detalles cromados.

Por último, BMW ofrece la línea que precisamente equipa el coche de pruebas, denominada Modern. No es la más lujosa ni la más deportiva, está en un término medio. Destaca exteriormente por los once listones de la parrilla (once por riñón), colas de escape en aluminio cromado mate, elementos en aluminio mate satinado (en el paragolpes delantero, por ejemplo) y llantas a elegir en dos diseños: en V (17 pulgadas) y en diseño turbina (18 pulgadas, éstas últimas de serie con esta versión 335i).

Ya en el interior cuenta con asientos en combinación tela/cuero, volante deportivo de cuero del mismo color que el salpicadero o el cuadro de instrumentos (en este caso color crema claro o beige), molduras interiores Pearl (las de la unidad son de aluminio pulido) y mandos de la radio o el climatizador con acabado cromado.

De cualquier manera, a la hora de elegir un BMW Serie 3 no tenemos porqué optar por una de estas líneas de equipamiento. Podemos recurrir a la versión básica, la de acceso, aunque bien es cierto que estos paquetes de equipamiento ofrecen una serie de atractivos adicionales por un precio inferior al que costarían las opciones por separado.

Paquete M

Como no podía ser de otra forma, BMW ofrece para su Serie 3 el paquete deportivo M, que suma al equipamiento una serie de elementos muy atractivos que mejoran si cabe la estética del vehículo, aportando un toque de deportividad muy acusado tanto por dentro como por fuera.

Estéticamente parte de un concepto parecido al de la línea Sport aunque con un paquete aerodinámico específico, colas de escape cromadas, llantas deportivas M de 18 ó 19 pulgadas, difusor integrado, elementos en color de la carrocería (paragolpes delantero y trasero, estriberas…) y una suspensión más rígida y rebajada en 10 milímetros.

Por dentro el elemento estrella es sin duda el volante M multifunción en cuero, que incluye levas en caso de combinarse con una trasmisión automática. Si el cambio es manual, la palanca es más corta, de cuero Nappa y con el emblema M. Junto a esto también encontramos asientos de corte deportivo, tapicería en combinación de tela y alcántara e inserciones de aluminio con emblemas M en diferentes ubicaciones.

Essential Edition

Como ya comentábamos hace poco más de un mes, en BMW han lanzado las nuevas versiones Essential Edition y M Sport Edition, que no sólo mejoran la oferta de equipamiento de las versiones básicas de algunos modelos, sino que además reducen en muchos casos su precio.

Para la nueva generación del BMW Serie 3, la marca ofrece versiones Essential Edition tanto en carrocería berlina como familiar o Touring (no se ofrecen las versiones M Sport Edition para este modelo). En cualquiera de los dos casos, el precio base del modelo se mantiene en estas versiones, pero se añade un interesante paquete de equipamiento: sistema de navegación Business, faros bi-xenón, manos libres con USB, llantas de aleación de 17 pulgadas y sensores de aparcamiento delante y detrás.

El Serie 3 Essential Edition se ofrece con el motor 316d de 116 CV (30.500 euros), con el 318d de 143 CV (31.850 euros), con el 320d Efficient Dynamics de 163 CV (33.950 euros) y con el 320d de 184 CV (34.700 euros).

Opciones más interesantes

Nuestra unidad de pruebas, generosamente equipada, montaba algunos interesantes sistemas de asistencia al conductor como el sistema de aviso de salida involuntaria de carril con dispositivo de aviso anticolisión, que hace vibrar el volante si detecta que abandonamos nuestro carril y es capaz de avisarnos ante una posible colisión frontal.

Otro interesante gadget es el que, mediante unas luces colocadas en los retrovisores exteriores, te avisa de la presencia de vehículos en el ángulo muerto y, también, el asistente de luz de carretera, que te permite despreocuparte de las luces largas, haciendo el trabajo por tí.

Entre el resto de la oferta de opcionales resultan interesantes el Head-Up Display (equipado en el vehículo de pruebas), los sistemas de asistencia de aparcamiento, el control de crucero adaptativo, los faros de xenón o los diferentes equipos de audio, incluido uno firmado por Harman Kardon.

Seguridad

Para concluir esta parte de la prueba, y como es ya costumbre, vamos a analizar los resultados obtenidos por el nuevo BMW Serie 3 en las pruebas que realiza el organismo europeo EuroNCAP, donde obtuvo la puntuación máxima, cinco estrellas.

Si desglosamos su puntuación, vemos que obtuvo un 95% de la puntuación máxima en cuanto a protección de ocupantes adultos se refiere, una cifra muy, muy buena. Tampoco lo hizo nada mal en protección de ocupantes infantiles, consiguiendo un 84% de la puntuación.

En lo que a protección de viandantes se refiere, el Serie 3 obtuvo una puntuación del 78% y gracias a sus sistemas de asistencia, consiguió en el apartado correspondiente un 86% de la puntuación posible. Podéis encontrar más detalles en el siguiente enlace.

Mañana concluiremos la prueba con la parte final, con una valoración general, todos los datos técnicos del modelo y versión, y un resumen de todo lo dicho. ¡Te esperamos!

CAPITULO IV

Llegamos ya a la recta final de la prueba del BMW Serie 3 más potente de la oferta actual, el 335i con motor de seis cilindros y 306 CV. Hasta el futuro lanzamiento del próximo BMW M3, este 335i es la punta de lanza de la Serie 3 (F30), la generación actual.

La berlina media de BMW es uno de sus modelos más importantes, suponiendo hasta cerca de un 30% de las ventas de la marca en términos globales. Es por ello que BMW ha desarrollado con especial empeño la sexta generación de uno de sus modelos estrella (un poco de historia, aquí).

Durante los últimos días hemos ido detallando poco a poco todo lo que ofrece esta pequeña gran berlina, desde su estética o su interior hasta su joya en forma de motor de seis cilindros, poco sediento para el nivel de prestaciones disponible. ¿Te has perdido algo de la prueba? Te resumimos lo más importante.

Valoración general

La renovada estética del BMW Serie 3 lo convierte en un modelo todavía más atractivo cara al público aunque, a decir verdad, no es ninguna revolución en términos de diseño. Aún así, mejora lo suficiente como para decir que BMW ha acertado con él, especialmente con esa nueva mirada que, al menos a nosotros, tanto nos gusta.

Dentro del habitáculo es probablemente donde más cambios existen, no sólo por diseño y disposición de mandos y controles, sino por el importante salto en calidad de materiales y acabados. Como decíamos en la parte correspondiente al interior, hace unos años podríamos haber pensado perfectamente que estábamos a bordo de un coche de mayor categoría o de un segmento superior.

Quizá uno de los puntos flacos de este Serie 3 sea la boca de carga del maletero, algo estrecha para según qué, que puede impedirnos cargar bultos voluminosos que, aunque cabrían en el maletero, no entran por el hueco disponible. Aún así, el maletero es generoso y goza de una buena profundidad.

Lo mejor del coche es sin duda su motor de seis cilindros en línea y 3 litros de cilindrada. Desarrolla 306 CV y 400 Nm de par máximo, pero lo bueno es que ese par está disponible desde las 1.200 RPM, lo que lo convierte en un motor muy cómodo de conducir y con mucha, mucha fuerza disponible a casi cualquier régimen. Además, no se muestra nada sediento para el nivel de prestaciones que ofrece. Nosotros recorrimos más de 1.000 kilómetros y obtuvimos una media de ordenador de 8,5 litros a los cien kilómetros.

En lo que a dinámica se refiere, a pesar de un peso de unos 1.600 kilogramos, es un coche con un tren delantero ágil, que se deja meter en las curvas con facilidad, y un tren trasero bien plantado que no nos dará problemas salvo que los busquemos (o sea, que queramos ir de lado en vez de ir de frente). Además, ofrece una suavidad de marcha y una comodidad innegables, gracias en parte a la suspensión y también a la caja automática de ocho relaciones (a la que debe también las bajas cifras de consumo).

En este sentido el BMW 335i es un coche que tiene dos personalidades bien definidas. Por un lado es un perfecto coche familiar (no es un monovolumen pero ofrece espacio suficiente), perfectamente utilizable en el día a día, y por otro lado es una bestia que goza de un motor muy lleno y unas cualidades dinámicas que permitirían disfrutar de él en un circuito.

En pocas palabras

335i Automático

A favor: Motor muy lleno y poco sediento, comodidad y suavidad de marcha, interior de gran calidad, buena insonorización, muy rápido en carretera, apto para divertirse
En contra: Precio elevado, equipamiento de serie escueto, boca de carga del maletero estrecha
Puntuación final: 9/10
Ficha técnica

335i

Cilindrada: 2.979 cm³
Motor: 6 cilindros en línea (306 CV)
Par máximo: 400 Nm CEE entre 1.200 y 5.000 RPM
Peso en vacío: 1.585 kg.
Velocidad máxima: 250 km/h
Aceleración de 0 a 100 km/h: 5,5 s
Transmisión: Automática de 8 velocidades
Consumo urbano: 10,2 l/100 km
Consumo extraurbano: 5,5 l/100 km
Consumo mixto: 7,2 l/100 km
Combustible: Gasolina
Capacidad del depósito: 60 litros
Capacidad del maletero: 480 litros – No disponible (asientos abatidos)
Neumáticos: 225/45 R18
Precios del BMW Serie 3

Versión probada (sin extras)

BMW 335i Automático Modern: 53.928 €
Alternativas en gasolina/diesel

BMW 316d Essential Edition: 30.500 €
BMW 318d Essential Edition: 31.850 €
BMW 320d Efficient Dynamics Essential Edition: 33.950 €
BMW 320d Essential Edition: 34.700 €
BMW 320d Luxury: 37.446 €
BMW 330d: 48.600 €
BMW 320i: 35.400 €
BMW 328i: 40.400 €
BMW 328i Sport: 42.244 €

GALERIA: http://www.motorpasion.com/galeria/big/ ... i-prueba/7

FUENTE: MOTORPASIÓN
Imagen
Avatar de Usuario
Capi75
Usuario 320
 
Mensajes: 919
Registrado: 24 May 2012 15:36
Ubicación: Comunidad de Madrid
Recibidos  : 9 gracias
Vehículo: BMW E91 320D
Tagsf30, 335i

Re: PRUEBA A FONDO F30 335I

Notapor golosin » 27 Oct 2012 13:11

A mí el F30 no me acaba de gustar nada.
golosin
Usuario 318
 
Mensajes: 385
Registrado: 14 Jun 2011 17:06
Recibidos  : 0 gracias

Re: PRUEBA A FONDO F30 335I

Notapor JLMAX » 27 Oct 2012 13:29

Yo no se de donde ssacan las conclusiones del interior o cuanto le habran pagado por decirlo, porque en cuestion de comodidad y calidad es inferior al los E9x
Última edición por JLMAX el 27 Oct 2012 15:24, editado 1 vez en total
Avatar de Usuario
JLMAX
Maestro del bricolaje
 
Mensajes: 1069
Registrado: 23 Ago 2010 17:16
Recibidos  : 13 gracias
Vehículo: E92 330d

Re: PRUEBA A FONDO F30 335I

Notapor Capi75 » 27 Oct 2012 13:37

Lo cierto es que es más bonito que el E9X por dentro. En cuanto a calidades hay que verlo pero gente de la que me fio mucho y que lo han probado, me han dicho que son peores que el E9X, el cual ya era peor que el E46.
Imagen
Avatar de Usuario
Capi75
Usuario 320
 
Mensajes: 919
Registrado: 24 May 2012 15:36
Ubicación: Comunidad de Madrid
Recibidos  : 9 gracias
Vehículo: BMW E91 320D

Re: PRUEBA A FONDO F30 335I

Notapor JLMAX » 27 Oct 2012 15:29

Sobre li de los materiales ya te cuento que yo he montado y llevado uno y din peores, sobre lo de mas bonito eso ya es sobre gustos, a mi particularmente no me gusta nada y es menos cómodo también, de lo peor el salpicadero con el pegote de pantalla que parece una tablet mal puesta, después en cuanto a prestaciones y conducción me defraudo mucho mas, peores conclusiones saco mi amigo que se lo dejaron mientras le reparaban el suyo en BMW
Avatar de Usuario
JLMAX
Maestro del bricolaje
 
Mensajes: 1069
Registrado: 23 Ago 2010 17:16
Recibidos  : 13 gracias
Vehículo: E92 330d


Volver a Foro general

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 1 invitado

 


  • Temas Relacionados
    Comentarios
    Vistas
    Último mensaje